Skip to main content
Artículo

Luis Maurette, líder de América Latina es nombrado por Finance Monthly como Líder del año de Riesgo y Corretaje

N/A
N/A

Por Luis Maurette | Diciembre 16, 2021

El presente artículo es publicado en español para el mercado local, si desea verlo en su versión original por favor de clic en link que se encuentra en la parte de abajo de la página y lo llevará directo a la página de Finance Monthly.
Luis Maurette
Líder de América Latina y Líder Global de Sales & Client Management

Soy Luis Maurette, líder para América Latina y líder global de Sales & Client Management para Corporate Risk & Broking en Willis Towers Watson. Nací en Argentina, pero desde hace más de 30 años vivo fuera de mi país; siempre en América Latina, siempre viajando.

Durante los últimos 10 años he sido líder regional, por lo que siempre me la pasaba arriba de un avión; todas las semanas tenía que hacer una maleta para visitar alguna ciudad, generalmente, por mi rol regional en América Latina y por mi rol global en Asia o Europa, hasta que un día me bajaron del avión, ese día comenzaron a presentarse una serie de desafíos que formaron ‘la tormenta perfecta’.

En el último año y medio, no sólo comenzó la pandemia por COVID-19, porque cuando iniciamos el lockdown, se anunció una posible transacción para Willis Towers Watson, y en ese momento, con la noticia de una enfermedad poco conocida y peligrosa, y con el anuncio de una posible transacción, todos los colegas nos fuimos a casa y empezamos a trabajar en un formato al que la mayoría no estábamos acostumbrados y el que, para muchos, era completamente desconocido e inusual.

Fue entonces cuando surgió la duda: ¿estamos preparados para poder administrar una situación de total incertidumbre respecto al futuro? Y la respuesta vino sola, porque todo lo que hemos aprendido y realizado durante los últimos años, como la estructuración de equipos, de procesos, la disciplina en la gestión, y en los procesos de venta, la implementación de éstos de manera sofisticada en la atención a clientes y la inversión en tecnología, en realidad nos estaban preparando para una situación de gran magnitud, como la que estábamos empezando a enfrentar; nos demostró que en realidad -cuando la pandemia llegó a nosotros- todo el trabajo que hicimos a lo largo de los años fue una inversión que valió la pena y que nos permitió navegar en estas aguas turbulentas de una manera muy positiva y productiva, logrando que el 2020 fuera el mejor año para Willis Towers Watson en América Latina.

Una clara muestra de que no solo el trabajo que hemos hecho durante años, con la visión de querer ser el mejor y el que genera una mayor propuesta de valor, sino el contar con un equipo de trabajo, con un nivel de resiliencia increíble, un equipo que abrazó el desafío y lo logró, fueron fundamentales para el resultado, y el 2021 no ha sido diferente.

La inestabilidad de las economías en América Latina ha sido una constante, con grandes retos, decisiones complejas y un manejo de la pandemia insuficiente; sin embargo, nosotros continuamos creciendo, atendiendo a nuestros clientes mejor que nunca, generando resultados para nuestros accionistas muy por encima de lo esperado, una muestra de la calidad de empresa que somos y que todo el esfuerzo realizado antes y durante la pandemia no ha sido en vano; por el contrario, estamos entrando en una nueva etapa, en un mundo mucho más normal, pero siendo mucho más fuertes, mejor preparados, mucho más maduros y conscientes de lo que somos y de lo que podemos dar, lo cual me enorgullece de sobremanera.

La situación global por la pandemia nos permitió romper con muchos paradigmas, uno de ellos es que los latinos consideramos que nuestra relación y convivencia personal era fundamental y que por ello el home office tenía un alto riesgo de no funcionar, hoy sabemos que funciona muy bien gracias a la tecnología que tenemos, así como la claridad de nuestros procesos y la atención, que como compañía, pusimos en temas de salud y del bienestar de nuestra gente, funcionamos muy bien, continuamos con un servicio de atención excelente para nuestros clientes.

Uno de los aprendizajes en esta pandemia fue también para quienes habitan en grandes ciudades, porque normalmente y por las características de traslado y tránsito, en un día podían -tal vez- visitar hasta tres clientes, pero hoy se han dado cuenta que es posible lograr hasta seis a siete reuniones, lograr la participación de todas las personas necesarias, sin importar en dónde se encuentren ubicadas, tener roadshows virtuales, llevar a nuestros clientes a conocer el mercado mundial, solo por mencionar algunas cosas que hemos aprendido y, sobre todo, entender que estos cambios han llegado para quedarse.

Otra de las enseñanzas más grandes que nos trajo este último año y medio, es que debemos mirar hacia adelante, adaptarnos y comprender que siempre estamos en un proceso de mejora; en el caso de los equipos, en Willis Towers Watson estamos revisando de forma detallada nuestra forma de trabajar, hemos estado en comunicación constante con nuestra gente, y la realidad es que solo el 20% quiere volver y la mayoría, debido a causas particulares.

Hemos aprendido a valorar que las dos horas que invertíamos en traslados, hoy la podemos dedicar a estar con la familia y a tener una mejor calidad de vida, lo que se traduce en una eficiencia mayor, en un mayor compromiso con la empresa, pero también el compromiso de nosotros como organización en dar a nuestros colaboradores la infraestructura y las condiciones para que puedan seguir desempeñándose de manera exitosa en este nuevo ambiente de trabajo.

También para mí ha sido un cambio importante en mi forma de trabajar y estilo, porque ha significado una mucho mejor calidad de vida, me ha traído grandes cosas y he descubierto que puedo ser mucho más productivo al no tener que estar saltando de un avión a otro, sino trabajando desde casa, comiendo más sano y conviviendo mucho más con mi esposa. Puedo decir, con toda certeza, que ha sido un año muy interesante.

A lo largo de mi trayectoria en esta industria, de muchos años ya, he enfrentado numerosas adversidades en mi vida, pero nunca tantas al mismo tiempo, ha sido muy interesante ser el líder de este proceso y llegar al cierre del año con un equipo tan comprometido; hemos entrado a una etapa de recomposición de equipos, y me alegra y llena de entusiasmo que haya tanta gente interesada en unirse a nosotros, estamos volviendo a nuestras esencias, con mucho talento que quiere sumarse a este proyecto, lo cual habla muy bien de nosotros.

Los desafíos son una constante, en mi caso, toda mi vida profesional he liderado procesos de cambios; desde muy joven como gerente general de una aseguradora multinacional, encabecé proyectos de transformación y de recuperación a lo largo de América Latina, en México, Argentina, Ecuador, Chile y Brasil por mencionar algunos, y el mayor logro que rescato de todos estos proyectos y desafíos, es el haber sabido elegir las personas correctas que me acompañan, haber tenido la visión de poder conjugar un equipo que se complemente y que juntos hemos logrado alcanzar el éxito en los proyectos emprendidos.

Hemos resuelto proyectos desafiantes, con un equipo realmente admirable, comprometido, en el que cada uno puede percibir su contribución, tanto en lo individual como en lo grupal, lo que hace que las personas crezcan como profesionales y que siempre den ese 10% extra.

Algo que me caracteriza como profesional y como líder, es que una vez que las cosas ya están encaminadas, yo ya estoy visualizando cuáles serán los próximos pasos, tenemos como empresa el desafío de llevar adelante la estrategia con un crecimiento sostenible, implementar un modelo que nos lleve a transformar el negocio para alinearnos y adaptarnos al mundo que viene. Mi desafío es poder contribuir a Willis Towers Watson a lograr sus objetivos, transformar nuestra empresa para adecuarla al futuro, aprovechar lo aprendido en la pandemia y aportar mi granito de arena para que América Latina siga creciendo. Tengo muchos años en este negocio, pero siempre veo mi retiro muy lejos.

A título personal, agradezco este reconocimiento; sin embargo, todo lo que se ha logrado ha sido como equipo, en realidad es un reconocimiento a todos en Willis Towers Watson, a toda la compañía, a lo que hemos logrado en estos momentos tan difíciles, yo soy uno más del equipo, me ha tocado desempeñarme como líder, pero mi papel es de uno más.

Gracias por este reconocimiento a todo el esfuerzo colectivo, que nuestros clientes sigan sintiéndose bien atendidos, protegidos y bien asesorados, que es el leitmotiv de lo que hacemos día con día; este reconocimiento no es algo mío, personal, es el esfuerzo que como equipo se ha logrado y que debemos festejar todos, no únicamente yo.

Estoy contento con los logros alcanzados, muy comprometido con lo que hemos aprendido, con implementarlo; el mundo que viene va a ser distinto, una persona como yo tiene que estar constantemente pensando en el siguiente paso que se va a dar, en lo nuevo, en lo diferente; me entusiasma mucho lo que me espera, y agradezco a la vida que me haya dado tantas oportunidades, un gran equipo y en consecuencia, un camino con muchos éxitos alcanzados.

Haz clic aquí para ver el artículo en la revista Finance
Monthly

Autor

Líder de América Latina y Líder Global de Sales & Client Management

Related content tags, list of links Artículo
Contact Us